"Una plena salud mental en los adultos depende del acogimiento, respeto y cuidado de su mente infantil."

Que hacemos en Nido y Mente
Nido y Mente nace con el objetivo de ofrecer un servicio de orientación
y apoyo psicológico integral a las familias en momentos tempranos de mucha
trascendencia vital tales como la concepción, el embarazo, parto y postparto
inmediato, que es lo que llamamos psicología perinatal; y también en
momentos posteriores vinculados al proceso de crianza y evolución familiar,
que es lo que entendemos por psicología infantil.
La población a la que nos dirigimos es la infantil, trabajando desde el
momento en que el bebé está en la barriga, y la adulta, apoyando a la mujer y al
hombre en el proceso maternal y paternal.
En nido y mente trabajamos desde dos formatos, el couching y la
psicoterapia. A través del couching acompañamos y guiamos a las personas de
una familia en su desarrollo personal y su labor de padres e hijos, dotándoles de
herramientas para que consigan sus objetivos específicos, resuelvan sus dudas y
superen los obstáculos. Y por otro lado, con la psicoterapia trabajamos las
situaciones duras y problemas psicológicos concretos que surgen en la vida de
los padres y los hijos y que son fuente de malestar y fuerte sufrimiento
emocional.
En nido y mente no tenemos “pacientes” sino personas que quieren
comprender que les pasa a sí mismas, a un ser querido o a la familia. Nuestro
enfoque de trabajo es salutogénico, no etiquetaremos la situación dentro de un
problema concreto e iniciaremos la terapia oportuna, sino buscaremos los
medios conseguir el bienestar de la persona partiendo de la base de que dentro
de sí misma está la solución y el potencial para conseguir sentirse mejor. Y
siempre teniendo en cuenta de que nadie puede considerarse ni totalmente sano
ni enfermo del todo. Nuestro trabajo es tratar de hacer consciente a la persona
de sus propias fuentes de salud, para que las potencie y las desarrolle; por ello
necesitamos que adopte una actitud de responsabilidad sobre sí misma a la hora
solicitar nuestro apoyo.
Trabajamos desde un formato integrador, teniendo muy en cuenta
perspectivas neurofisiológicas recientes como base del trabajo perinatal e
infantil. Los métodos usados son también innovadores e incorporados desde
muchos ámbitos disciplinares, la arquitectura, el teatro, psicopedagogía,
antropología, medicina, fisioterapia… y desde diferentes enfoques psicológicos,
como la neuropsicología, la psicología social, la psicología ambiental, la
psicología transpersonal…
La metodología terapéutica es en gran medida basada en la terapia
sistémica y la terapia familiar estructural, también tiene tintes cognitivos-
conductuales y psicodinámicos. Además incorporamos metodología
psicoterapéuticas poco conocidas como la teatro terapia, bosque terapia y
terapia de la modificación espacial, que con enorme sencillez resultan muy
eficientes.

Nido y mente para padres:

Nido y mente para niños:

“CONVERTIRSE EN PADRES SIGNIFICA ROMPERSE Y
RECONSTRUIRSE DE NUEVO UN PAR DE VECES AL DÍA”
“LOS NIÑOS TIENEN SUS GAFAS PARA EL MUNDO Y ESTÁN A LA
ALTURA DEL CORAZÓN, NO PRETENDAMOS CAMBIARLAS DE
LUGAR”
El hecho de convertirse en madre y en padre es un proceso
socialmente “Idealizado”, lleno de color de rosa y alegrías, pero no hay que
olvidar que se trata de una “crisis vital”, tanto a nivel personal como de la
pareja.
¿Qué significa crisis? En una crisis sentimos como que “algo” se altera
y transforma dentro de la propia persona sin saber exactamente qué es lo que
está pasando. Nos encontramos ante un puzzle mental desordenado,
desconocido e incompleto, que nos obliga a poner orden y priorizar piezas
anteriores, a fabricar nuevas piezas y a asimilar piezas que “aparecen” día a
día. Tendremos piezas de todo tipo: piezas inventadas, piezas heredadas , piezas
impuestas, piezas copiadas, piezas idealizadas, piezas aconsejadas, piezas
invisibles, piezas parásitas, piezas llenas de miedo, piezas escondidas…
En nido y mente te ayudamos a construir ese puzzle, mirar una por una
cada pieza, dialogar sobre ella y lo que significa, encontrarle un sentido y un
lugar dentro de la mente.
 
Es difícil saber que pasa por la mente de nuestros pequeños porque ni
su forma de percibir y asimilar la realidad es la misma a la nuestra, ni su forma
de gestionar los problemas cotidianos y frustraciones diarias tampoco ( no
llegan a casa y comentan el día, o van a junto de un amigo a desahogarse…).
Así, en el día a día los niños están entendiendo los problemas a su
manera, afrontándolos a su manera y transmiténdolos a su manera” … Una
manera que a veces es rara, a veces dolorosa, a veces sorprendente y a veces
desesperada…
Nido y mente trabaja por el bienestar psicológico de los más pequeños
desde incluso antes de nacer. Primero velamos por la cobertura de las
necesidades físico-emocionales del bebé, que están muy vinculadas al bienestar
de la madre y el padre, y más adelante nos encargamos de interpretar y
comprender la mente infantil para ayudar al niño a entenderse a sí mismo, a los
demás y comprender la situación que le toca vivir con la finalidad de
desarrollar herramientas personales y familiares que permitan superar
cualquier obstáculo.