“Te diseñamos tu espacio de vida”

Cada vez más se estudia el efecto psicológico que tiene el espacio físico sobre la conducta. A veces determinadas dinámicas en el área de trabajo o en la vivienda vienen dadas por la estructuración física del sitio que a su vez afecta directamente a la estructuración social. Aspectos vinculados a la decoración tales como la distribución de muebles, colores, rincones funcionales, etc… son fácilmente transformables y llevan a un efecto casi inmediato a nivel mental y conductual en las personas que usan ese espacio.

Diseñamos un espacio para tu mente:

Si quieres diseñar, decorar o reestructurar un hogar, área de trabajo escolar o laboral, o cualquier otro espacio teniendo en cuenta criterios psicológicos; en nido y mente te ofrecemos nuestro apoyo en algo que nos apasiona, psicodiseñando tu lugar.

Diseñamos tus hábitos familiares. “Terapia de la modificación espacial”

A veces queremos que algo cambie en nuestro hogar de una vez, que se abandonen viejos hábitos y se incorporen formas nuevas de convivir y de estar en el espacio familiar, pero cambiar es complicado y requiere mucha constancia y coordinación de todos,. La terapia de la modificación espacial se basa en una interpretación literal de la expresión “amueblar nuestra cabeza” y lo que hace es modificar las costumbres que hay en el hogar modificando los espacios que dan lugar a esas costumbres, algo sencillo y muy eficaz a la vez.

¿Cómo funciona la terapia de la modificación espacial?

Cuando analizamos las interacciones sociales en un sitio, por ejemplo un hogar familiar, un espacio laboral o un espacio escolar, y vemos cómo cada persona percibe ese espacio, que dinámicas individuales y grupales se producen en el mismo y cómo se quieren modificar (por ejemplo, favorecer la cohesión familiar, mejorar la concentración, más colaboración familiar, buscar la desconcexión mental…). Se empieza a trabajar en la modificación de los espacios para facilitar que se consigan incorporar nuevos hábitos. Algo tan sencillo como mover muebles, cambiar colores y crear rincones genera un efecto inmediato a nivel mental, tanto inconscientemente (a través de los colores, tamaños y formas) como consciente y socialmente (rincones que invitan a pasar tiempo juntos, rincones que favorecen la desconexión mental, rincones que propician la intimidad…). De esta forma, hábitos y rutinas nuevas que queremos incorporar van apareciendo porque el propio lugar capta la atención para una determinada actitud e invita a su desarrollo , y por otro lado dinámicas que no se quieren van desapareciendo por carecer de estímulos que inviten a ella. Es así de sencillo.

¿En qué casos es eficaz?

En el caso de las familias la psicología del espacio cobra gran relevancia en el hogar, contar con un espacio “fuera de niños” y con “orden” para la desconexión mental, un espacio de común para compartir momentos, un espacio propio infantil donde los niños puedan ser responsables de su orden y el ruido sin criterio adulto…permite modificar de una forma sencilla dinámicas de comportamiento que de otra forma requieren mucho control mental y largas horas de negociación y explicaciones que hacen perder energía y causan desmotivación.

En el caso de los centros escolares, una reestructuración espacial basada en rincones de trabajo permite crear un ambiente más polifacético, donde los niños pueden trabajar en función de un espacio afín a sus necesidades. La percepción y sentido de un espacio es básicamente psicológico, y en el caso de los niños no está tan vinculado a las dimensiones físicas como en los adultos, así se pueden crear en cualquier lugar múltiples espacios de trabajo que se adapten a las diferentes necesidades.

¿Es necesario tener un espacio grande o con unas determinadas condiciones?

La terapia de modificación espacial se puede realizar en cualquier hogar, y no es necesario comprar nuevos “Muebles” o “cambiar la decoración por completo”, se trata de crear rincones perceptivos y esto se puede realizar con los propios medios materiales que ya existen en el hogar cambiando simplemente la ubicación y estructuración de los mismos.